Sígueme por e-mail

sábado, 26 de noviembre de 2011

Mi pastel de pollo

Súper fácil, aunque parezca complicado…ideal para invitar a amigos a cenar y quedar como campeonas!

1 bandeja de milanesas o filetes de pollo (400 gr. más o menos)
1 brócoli pequeño
1 bandeja de champiñones enteros
Tomillo y romero frescos (si no tienen, el perejil fresco también funciona)
1 cubito de pollo (o de caldo vegetal)
Pimienta negra recién molida (al gusto)
200 ml. de nata light
1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
4 dientes de ajo grandes
½ paquete de masa de hojaldre congelada (el paquete que compro trae 2 piezas rectangulares de unos 30x25cm aproximadamente. Utilizaremos sólo una).
1 cucharada de harina de trigo
1 yema de huevo (opcional)

Lavar muy bien los champiñones, quitándoles la punta del tronco y cortar cada uno en cuatro. 
Trocear los filetes de pollo (en tiras o dados, como quieran).
Pelar y picar finamente (o triturar) los dientes de ajo.

Poner el aceite de oliva en una olla (con tapa) a fuego bajo y al calentar, añadir el ajo, los champiñones, el pollo y el cubito. Removerlo todo de vez en cuando, hasta que vean que todo el pollo está blanco, y los champiñones comienzan a oscurecer, a encogerse y a ablandarse (digamos unos 20-25 minutos).

Sacamos la masa del congelador y la dejamos reposar por 10 minutos (no mucho más).

Lavar y cortar el brócoli, separando los arbolitos del tamaño que les guste, y no dejen mucho tallo. Lo agregamos a la preparación, removemos y dejamos otros 5 minutos.

Ponemos a precalentar el horno a 200º. Necesitaremos un molde de cristal, preferiblemente, de unos 28 cm. de diámetro y no muy alto (2 cm. aprox.). Es como un molde para una gran tartaleta.

Picamos las hierbas finamente, después de lavarlas.

Añadimos la nata, mezclamos suavemente, sazonamos con pimienta negra y rectificamos la sal y dejamos que se cocine por un momento, mientras trabajamos la masa.

Esparcimos un poquillo de harina sobre la encimera (limpia y seca), ponemos la pieza de masa, la rociamos con un poco más de harina, y amasamos con el rodillo. Se trata simplemente de hacerla algo más fina. 

Rociamos la mezcla con las hierbas picadas, y vertemos todo en el molde. tapamos con la masa, asegurándonos de que los bordes queden sellados. Podemos enrollar los sobrantes y darles una forma bonita (como en las pelis). Incluso hacerle rayitas con el tenedor.

Ponemos el molde en la mitad del horno (en la parrilla) y dejamos que se cocine por 20 minutos o hasta que la masa esté dorada. Si quieren que la masa quede brillante,  pueden cubrirla (utilizando una brocha), con una yema de huevo batida.

¡Que alguien me cuente cómo quedó, por fa! 










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario